FRANKIE CARBO SE ADELANTÓ A SU ÉPOCA

noviembre 2, 2018 9:36 pm


FRANKIE CARBO SE ADELANTÓ A SU ÉPOCA

La década de los 20’s es recordada por “la prohibición”, la estúpida medida que impuso el gobierno americano para impedirle al parroquiano beber lícor y al negociante venderlo legalmente.

A la “prohibición” le agradecen el desarrollo meteórico y su enriquecimiento del pandillerismo de origen italiano, organizado por Al Capone bajo el sello de Murder inc. Durante los 20’s, Nueva York, Nueva Jersey y Chicago eran territorio de Murder Inc. ampliándose a otros estados.

Por Andrés Pascual

La mafia nació en Sicilia, pero alcanzó notoriedad en Estados Unidos por el nivel influyente que lograron en los negocios, incluso en la política.

Sin embargo, durante los primeros años, que pudieran considerarse de consolidación, los gangsters poseían licorerías, prostíbulos, cabarets…pero no se “rebajaban” al negocio del narcotráfico, que cobró demanda y acción desde mediados de los 30’s. Ni los más bajos asesinos, que golpeaban o mataban a cualquier desconocido por encargo, se sentían felices si los relacionaban con las drogas.

Pero tener una parte del contrato de un boxeador era un peldaño al éxito, por lo general, ningún hampón dejaba pasar la gracia de entrar en el contrato de un peleador de cualquier forma.

El negocio del boxeo fascinaba a los pandilleros, que experimentaban con peleas de gallos y de perros. Un hampón famoso que logró penetrar al pugilismo y manchar para siempre a una figura de ese mundo fue Eddie Coco…

Además, controlar a un pugilista era una prueba de fortaleza, al raquetero que controlara uno lo separaba del resto de matones y sicarios un linaje especial, una estatura singular en un medio bárbaro.

Eddie Coco fue un homicida desconocido que ni a sargento llegó en la escala de mando dada a conocer por Joe Valachi, pero “se le coló” a Rocky Graziano y aterrorizó a su manager Irving Cohen.

Sin embargo, hubiera sido imposible que Coco lograra la prominencia sin la aprobación de Frankie Carbo (foto en el medio), especie de Comisionado de Boxeo del bajo mundo.

Carbo era más influyente que Jim Norris, el presidente del Club Internacional de Boxeo (IBC), tanto poder tuvo que bastaba una insinuación para que un manager entendiera la proposición deshonesta con respecto a su ahijado.

Durante los años de su imperio, Frankie fue el principal enemigo de los managers y del boxeo mismo, mucho más poderoso e inteligente que Blinky Palermo, que dominaba el pugilismo en Filadelfia.

Frankie Carbo renovó la actividad gangsteril en FISTIANA, creó nuevas formas de extorsión y soborno, más “educadas y caballerosas”; consideró tonto enviar a un sicario a darle una golpeadura al individuo, cuando podía arreglarse un boicott y matarlo de hambre porque no encontrara trabajo para su pupilo

La gente cercana a Carbo lo consideraron un tipo delicioso, capaz de hacer travesuras infantiles y “bueno hasta la tabla”, más o menos como su réplica judía hoy, el señor BOB ARUM.

SÍGUENOS  EN NUESTRA REDES SOCIALES

https://twitter.com/

https://www.instagram.com/sraboxingoficial1/

https://www.facebook.com/SRABOXINGDIGITAL/

Comments

comments





Facebook Fans




Youtube

Code here