MADURA EL KO EL BOXEO SE QUEDÓ SIN REGLAS

octubre 29, 2013 2:41 am


MADURA EL KO EL BOXEO SE QUEDÓ SIN REGLAS

Por Osvaldo Príncipi    

Nunca fue tan difícil como ahora interpretar el sentido y el significado que expresan los campeonatos, las reglas y las funciones dirigenciales en el boxeo. Se entiende muy poco, se transforman permanentemente los reglamentos a favor de las conveniencias del momento y se destruye, de a poco, la credibilidad de una rica historia que hoy no diferencia siquiera a un campeón absoluto de un interino y, en modo antojadizo, mantiene como amateurs a pugilistas profesionales, augurando a corto plazo la muerte del boxeo olímpico.

¿Cuáles son las razones fundamentales que originan este disloque en la última década? La llamativa ignorancia sobre esta disciplina es una de las claves; la conversión de dirigentes en “dueños” de la actividad y la falta de compromiso en la opinión de aquellos que deben diferenciar el blanco del negro conforman un contexto gravitante en las diversas contradicciones que hoy se presentan. Las leyes del boxeo son flageladas sin límite alguno. Aquí y allá,; en la Argentina y en Estados Unidos, en América y Europa; en el sistema olímpico -que atraviesa el período más confuso de su existencia- y más aún en el profesionalismo.

Hay desajustes que no hallan un criterio certero a la hora de ponerlos en evidencia. Sería difícil unificar respuestas al formular este tipo de inquietudes, acontecidas recientemente. ¿Pueden aceptarse 4 campeones mundiales en un idéntico peso y en una misma organización al mismo tiempo? ¿Qué credibilidad tienen los retadores a coronas nacionales y ecuménicas que no ganaron su última pelea? ¿Pueden ser desafiantes al cetro pugilistas con más combates perdidos que ganados? ¿Qué talento tiene un boxeador para disputar un título sin estar clasificado? ¿Hay dirigentes líderes o sólo se ocupan de las ventajas en los puestos de los rankings? ¿Debe un pugilista profesional participar de un Juego Olímpico? ¿Quién se hace responsable de la suerte física de un aficionado peleando contra un rentado? El mexicano Frankie Leal murió en el ring, sabiéndose que estuvo internado hace un año por castigos recibidos: ¿expulsarán a quien lo contrató y a quien lo representó? ¿Por qué quedó impune la jurado que dio empate la pelea en la que Mayweather ganó los 12 rounds a Álvarez?

Todo esto se repite permanentemente, originando capítulos decepcionantes. ¿Cuáles son los valores creíbles que le quedan al boxeo, hoy en día, para acercarse a la verdad? La investigación seria, la valentía de opinión, las trayectorias y el rechazo, masivo y popular, al saqueo del reglamento. ¡Esto es lo que queda! Y será fundamental para recobrar crédito y respeto en un deporte que se convirtió en un gran espectáculo sin juicios ni sentencias. En donde cada uno lo ve a su manera y hace lo que quiere.

Comments

comments





Facebook Fans




Youtube

Code here