¡NUEVE AÑOS SIN NOQUEAR!

octubre 29, 2013 3:48 am


¡NUEVE AÑOS SIN NOQUEAR!

Por Andrés Pascual/SRAboxing

Anoche regresó Bernard Hopkins a las andadas previas a la consolidación que le propició el nocao que le metió a Tito Trinidad.
Porque hay que verlo así, el Castigador se disparó en los titulares y comenzó a resultar interesante para la prensa y el público, después que anestesió al Boricua en aquella pelea que dilató el atentado-sabotaje del 9-11.

En honor a la verdad y sin hipocresía, el puertorriqueño confrontó una serie de problemas emocionales que le afectaron el ánimo y su training no fue lo responsable y completo que exigía semejante compromiso, durante los más de 20 días que estuvo detenida la celebración del combate.

Pero bueno, le ganó a Tito, no sin antes llevarse un bombazo en un el round 9 que por poco lo tira, se puede decir que lo salvó la campana, siempre a mano de quien el destino seleccionó previamente como ganador.

Cumbre y abismo, porque esa derrota inició el fin de Tito Trinidad como figura de alto rating, uno de los más sensacionales pegadores con ambas manos de la historia del boxeo.

Anoche le ganó por decision unánime a Karo Murat (foto), un pancrasista que quiso bailar al son de la música que patentizó Hopkins, con melodía y voz a base de empujones, cabezazos, rabbit punchs, golpes después del gong… de todo lo que se necesita para  calificar como degradante una pelea de boxeo.

Lo de anoche no fue pugilismo, nadie sabe cómo calificar el deprimente y aburrido espectáculo que ejecutaron sobre el ring Hopkins y Murat.

El vencedor mejoró su record a 54-6, 32 KO’s con 2 tablas y una NC. Mientras, Murat perdió el invicto y se fue a dormir con 25-1-1.

El ultimo nocao propinado por Bernard Hopkins fue el que le dio a Oscar de la Hoya en el 2004, desde entonces, en 16 peleas hasta la de anoche, ganó 10 con 4 derrotas, 1 tablas y una NC: 2 de las derrotas contra Jermaine Taylor, una contra Chad Dawson y otra contra Joe Calzaghe, el empate contra Jean Pascal y el No Contest contra Dawson.

¡Dieciseis peleas en 9 años sin poder noquear! Realmente el Verdugo no ha sido un gran pegador, sino un boxeador que ha podido derrumbar porque sabe boxear sucio y combinar los golpes, asignatura muy peligrosa cuando se domina como el victimario de Murat.

Hopkins NO ES UN BUEN REGALO PARA LA FANATICADA DEL BOXEO YA, SIN EMBARGO, POR LA ESCASEZ DE PELEADORES DE TALLA EN ESA DIVISIÓN (LIGHTHEAVY), SE CONTINÚA EXPLOTANTO EL MATRERISMO Y EL NOMBRE DE ESTE QUE, A PESAR DE TODO, ES UNO DE LOS MEJORES DE LA HISTORIA. 

EL TRÁNSITO DE HOPKINS A OTRAS DIVISIONES QUE REQUIEREN DE PEGADA PARA BRILLAR DESDE SU NATURAL PESO MEDIANO Y SUS VICTORIAS, REFLEJA QUE ESTÁN EN PEOR ESTADO QUE NINGUNA, SALVO LA DIVISIÓN MASTODÓNTICA.

Hopkins es un ejemplo como boxeador de más de 45 años, no porque sea un peleador digno de verse sobre el ring a esa edad, sino por la cañona que le da el contubernio promotaje-televisión al deporte para lograr confundir a un publico que, más de lo que está, es imposible.

Algo digno de mencionarse en la carrera de Bernard Hopkins: ¡Nunca ha sido noqueado! por lo que forma parte de un grupo excelso de peleadores de gran resistencia que hicieron de su cuerpo un muro contra el bombardeo enemigo.

Comments

comments





Facebook Fans




Youtube

Code here