¿QUÉ LE PASÓ A KOVALEV CONTRA ÁLVAREZ?

agosto 8, 2018 2:56 pm


¿QUÉ LE PASÓ A KOVALEV CONTRA ÁLVAREZ?

Andre Ward es lo mejor del mundo libra por libra porque le sobran velocidad, puntería al golpear, inteligencia, instinto e intuición; hoy representa la capacidad boxística del virtuoso, pero no tiene nocao punch como para que demoliera a Kovalev en la revancha.

Por Andrés Pascual

Se suponía que el ruso fuera el tipo de peleador que podría perder de nuevo porque el californiano le diera una lección de boxeo, pero no que recibiera el castigo que condujo a que el referí detuviera el pleito desigual contra las sogas; porque, según todo el mundo, Kovalev estaba diseñado para asimilar castigo mucho más poderoso que el de Ward y perder de pie ¿Qué le pasó a Kovalev entonces?

A mi juicio, sin que se ponga bravo nadie, el colombo-canadiense Eleider Alvarez no es nada del otro mundo, a pesar de que superó apretadamente a Pascal (noqueado por Kovalev) y a Bute (liquidado para la faena); es, al modo mío de verlo, un buen boxeador con una cuota miserable de 24 pleitos efectuados y 12 nocaos

¿Qué Eleider pega duro? Sí, relativamente, teniendo en cuenta que, quien anestesie al 50 % de los pugilistas que enfrente es noqueador; por eso lo que le hizo a Kovalev en siete episodios tienen que averiguarlo ¿Por qué este miura no pudo soportar el castigo del nuevo campeón AMB, OMB de peso lightheavy? ¿Cómo fue posible que, en la revancha, Ward obligara al referí a detenerle el pleito a Kovalev bajo total indefensión, después de una primera batalla tan apretada que algunos vieron perder a Ward, que hasta recibió un knockdown? Y hablo de condición síquico-física preocupante.

No dejo fuera de consideración que la primera fue la inicial después del alejamiento del campeón por problemas con apoderados, que tal vez haya regresado mejor preparado para la segunda, pero y a pesar de lo anterior…

Roy Jones jr dijo que Kovalev está liquidado a los 35 años, solo eso dijo, pero no sugirió por qué puede haber sucedido la caída, la decadencia apresurada del gladiador ruso; su victimario del sábado tiene 34 y él mismo hace rato que se liquidó con la ayuda de los excesos ajenos al ring; sin embargo, persiste como payaso, sin un medio sobrante en los bolsillos, para darse la vida que se dio. Roy Jones jr manchó irresponsablemente y por encomienda personal, uno de los expedientes más grandiosas del boxeo.

Sergey Kovalev tiene 36 peleas (32-3-1, 28 KO’s), que no es una cantidad abrumadora como para haberlo desgastado a extremo miserable; prácticamente no ha recibido castigo considerable; tampoco su edad es punto de partida de lo que, tal vez, sea el derrumbe de la clase de un peleador “de clase”; sin embargo, este hombre no ha sido un virtuoso, sino un aporreador.

En los anales de Fistiana se han esgrimido dos justificaciones para peleadores supuestamente superiores a otros que perdieron: el día malo y el encaje de estilos, quizás haya sucedido lo del encaje de estilos, que el ruso no vio, no adivinó, no pudo sobreponerse al bloqueo personal, a cómo entrar y salir sin riesgos, menos porque el colombiano sea un fenómeno que porque el boxeo es así.

Después de perder dos veces contra Ward, Kovalec pareció recuperado y ganó un par de pleitos, parecía listo para retomar la altura que alguna vez logró; sin embargo, la afectación moral por una derrota puede ser irreversible aunque se ganen un par; la mayoría de las veces tiene carácter retroactivo, puede manifestarse en la 3era o en la 4ta y muy pocos apreciarlo, al caso definitivo: la pérdida de lo moral conlleva la afectación de la autoestima y eso siempre es un lío de magnitud impredecible, y le pongo “tal vez”.

Con la protección que tienen hoy los boxeadores en cuanto a menos rounds, menos peleas, guantes que pesan menos; que se van como retirados y regresan a pesos preparados favorablemente para que ganen; con tal humanización de parte de los oficiales que la mayoría de nocaos son técnicos y la intervención a veces dudosa en cuanto a la calidad de la lastimadura por los golpes; con tanto dinero que no necesitan pelear más de 100 veces a cualquier hora para poderse comer una croqueta y tomarse un guarapo, ni actuar en una ciudad por la mañana y en otra por la tarde para no perder la posibilidad de empleo, con todo esto a favor y más, ningún peleador puede declararse liquidado actuando las cantidades de hoy, salvo algunos como Hopkins, Jones jr y un grupo pequeño y hablo de estelares a pupilo en PPV

En las postrimerías de su carrera, un verdadero icono del pugilato, Sam Langford, heavyweight que peleó 246 veces de modo oficial y nunca se ciñó una faja, escenificó más de sus últimos 8 combates prácticamente ciego, dos de estos en México, se dice que los seconds del peleador insigne actuaron de lazarillos en vez de asesores técnico-tácticos.

Harry Greb, uno de los mejores medianos de la historia, que no tuvo en cuenta diferencias en el peso contra nadie y lo perdonaba todo en la báscula, boxeó más de 150 veces, la mitad ciego de un ojo….

No, la derrota de Kovalec necesita ser explicada a la luz de otras circunstancias ajenas a la clase de Alvarez, porque, en igualdad de condiciones, a lo único que hubiera podido aspirar el suramericano contra el ruso era a caer noqueado en el round que al paisano de Putin le hubiera dado la gana.

Comments

comments





Facebook Fans




Youtube

Code here